Blog

Anchoa con…

Aprovechando que en nuestras dos últimas entradas os hemos hablado del queso y la anchoa, hoy queremos mezclar estos dos productos y daros algunos consejos para hacer una buena combinación con las anchoas.

La anchoa a pesar de su sabor intenso es un producto fácil de combinar, es buena compañía para productos diversos y consigue un resultado final atractivo, agradable y rico. Pero para conseguir una buena combinación es imprescindible que la anchoa esa buena, y eso es cuando: los filetes son gorditos, están perfectamente limpios y que su punto de sal sea el correcto. Y al tratarse de una semiconserva, hay que tenerlas en el frigorífico. Si la anchoa se de salazón primero se limpiar.

Una de las combinaciones más es típicas es: Anchoa y Boquerón; un filete de cada variedad, bien estiraditos uno junto a otro sobre una rebanada de pan.

Otra buena combinación es: Anchoa en aceite y Aguacate; son dos tipos de grasas  que se complementa muy bien, el sabor del aguacate admite muy bien el sabor de la anchoa. O Anchoa con Pepino, una combinación perfecta; el pepino suaviza la anchoa y neutraliza su potencia y contenido en sal, es muy típica esta combinación en bocadillos.

Anchoa con una hoja de Endibia es otra combinación que nunca fallará; la anchoa da sabor al suave amargor de la endibia. O Anchoa  con tomate maduro acompañado de un chorrito de aceite de oliva.

Pero la combinación que nos interesa a nosotros es Anchoa y Queso. Es una combinación perfecta y es muy típica en pinchos o entrantes. La razón por la que es tan popular y rica esta mezcla es porque la anchoa y el queso es una combinación de sabores espectacular que siembre gusta y además, admite muchas variaciones: anchoa con queso Idiazabal, queso Camembert, queso de cabra, queso fresco, queso tetilla gallega, queso azul…. Tanto da el queso que utilicemos, más tierno o maduro o más suave o fuerte, la mezcla siempre será buena. La clave es un par de trozos de queso y una anchoa por encima, con o sin pan debajo, es una auténtica exquisitez.

Esperamos que este fin de semana disfrutéis de un plato de anchoas acompañado de la combinación que más os guste.

Queso Payoyo

Hoy en nuestro blog os queremos hablar del Queso Payoyo, actualmente considerado uno de los mejores quesos tanto de Andalucía como de España.

El Queso Payoyo se elabora en Villaluenga del Rosario, en la Sierra de Grazalema, provincia de Cádiz. Y de esta zona es la cabra payoya, de la cual ha adquirido su nombre. La cabra payoya pasta en la sierra de Cádiz, en el parque natural de la sierra de Grazalema y en Málaga, en la sierra de Ronda. Pasta en libertad y se alimenta de pasto natural, la cual cosa beneficia a la alta calidad de su leche.

A la calidad de la leche de cabra payoya se une el buen hacer y la tradición de las queserías que se encargan de elaborar este queso, ya que consiguen un producto de una gran calidad, con matices y sabores que difícilmente los podemos encontrar en otros quesos de cabra.

Pero con la marca Payoyo no solamente podemos encontrar quesos de cabra, ya que la oveja grazalemeña también produce leche para realizar quesos con nombre de payoyos. Estas ovejas también se caracterizan por pastar en libertad y alimentarse de pasto natural.

El Queso Payoyo lo podemos encontrar: de cabra, de oveja o mezcla, ya sean frescos, semicurados, curado o añejos. Estos quesos también se caracterizan porque los podemos encontrar en curados en manteca, en pimentón,  en romero o en aceite. Pero tenemos que destacar el denominado emborrado, tradicional de Cádiz, este queso se madura en aceite y salvado de trigo.

Y por último queremos destacar que el Queso Payoyo, en todas sus variedades, ha obtenido premios  tanto nacionales como internacionales durante estos últimos años.

En nuestras charcuterías podréis encontrar diferentes variedades de Queso Payoyo, y  también podréis disfrutar de nuestro plato de Queso Payoyo en nuestra zona de degustación.

Raclette

Hoy queremos aprovechar que hemos sorteado una Raclette para explicaros su origen y como disfrutar de este fantástico plato.

La Raclette es un plato típico de Suiza, más concretamente del cantón de Valais (Suiza). Su ingrediente principal es el queso raclette, y a él se le unen las patatas, embutidos y pepinillos. Durante estos  últimos años se ha popularizado mucho y a traspasando las fronteras suizas.

Su origen está en las comidas de los pastores suizos, que acercaban el queso a una hoguera en la que asaban las patatas, y cuando el queso estaba derretido lo raspaban lo extendían sobre las patatas y lo acompañaban con algún trozo de embutido. Y su nombre raclette viene del verbo en francés racler, que quiere decir rascar, indicando así lo que hacían los pastores en su origen.

Actualmente este plato se cocina con un aparato eléctrico del mismo nombre, Raclettes elásticas, que tiene una plancha en la superficie, y un espacio en la parte inferior para colocar pequeñas bandejas individuales en las que se funde el queso.

Su principal ingrediente es el queso Raclette, es un queso suizo hecho con leche de vaca cruda con un maduración de entre tres y seis meses, lo solemos encontrar en grandes piezas circulares de unos treinta centímetros de diámetro y una altura en torno a seis centímetros, con un peso aproximado de cinco kilos. Una de sus características es que desde el ordeño hasta el proceso de obtención del queso, no deben de pasar más de dieciocho horas. Su corteza es firme y de color anaranjado y su interior es similar a una pasta de color amarillo suave, destaca el olor pronunciado que tiene. Actualmente es fácil de encontrar ya en muchos establecimientos bandejas preparadas con pequeñas lonchas o sobres envasados listo para ser utilizar, evitando tener que comprar la pieza.

Pero aparte el queso hay otros ingredientes tradicionales para la raclette, que sonlas patatas asadas o cocidas, los embutidos variados, desde el salchichón hasta el bacón, las carnes tiernas cortadas en tiras y los pepinillos como acompañamiento. Las verduras también son buenas compañeras para la raclette: tomates, calabacines, espárragos o pimientos ofrecen un buen complemento a las carnes y embutidos para este plato.

Esperamos que os haya gustado nuestra nueva entrada, y si queréis disfrutar de este plato en nuestro establecimiento podréis encontrar su ingrediente principal: el queso Raclette.

Rollitos rellenos de Sachichón de Vic y Queso Manchego

Hoy os queremos dar una receta fresca y sencilla de preparar, ideal para estos días de verano.

En esta ocasión el ingrediente estrella será el Salchichón de Vic, que es el producto de la semana en nuestra charcuterías.

 

Rollitos rellenos de Salchichón de Vic y Queso Manchego

 

Ingredientes para 4 personas:

-125 grs. de harina

-3 huevos

-1/4 l de leche

-150 grs. de queso manchego curado o semicurado (al gusto)

-100 grs. de salchichón de Vic

-1 bolsa de recula

-1 yogur griego

-aceite de oliva

-sal

 

Recordar que tanto el salchichón como el queso lo podréis encontrar en nuestros cuatro establecimientos.

 

Preparación:

Primero preparamos la masa, para ello mezclamos en la batidora los huevos, la leche y la harina y añadimos una pizca de sal.

Una vez preparada la masa la dejamos reposar una media hora.

Transcurrido este tiempo en una sartén a fuego suave con unas gotas de aceite, vertemos dos o tres cucharadas de la masa. La extendemos en la sartén y la dejamos dorar por ambos lado (dar la vuelta con cuidado).

Las retiramos de la sartén y en un paño de cocina dejamos entibiar la masa.

Por último preparamos el rollito, cortamos la masa en forma de tiras de unos diez centímetros de altura.

En cada tira repartimos en su interior el yogur griego, las hojas de recula, el queso cortado a trocitos y las rodajas de salchichón, y regamos todo un hilillo de aceite.

Enrollamos las tiras y las pinchamos cada una con un palillo para que no se abran los rollitos y servimos.

Queso Cañarejal

Hoy os queremos hablar del Queso Cañarejal

Es un queso artesano de oveja elaborado con leche cruda recién ordeñada, cuajo de cordero y mimado durante la maduración con un mínimo de 6 meses. La corteza está tratada con aceite, lo que le da un inconfundible y característico color rojizo-marrón.

Al cortarlo, su pasta es de color amarillo paja, uniforme desde la corteza al centro del queso, no dejando cerco alrededor de la corteza. Tiene una textura firme, pero resulta extremadamente fundente y cremoso en la boca, manteniendo hasta su consumo la frescura de un queso joven.

Su sabor es elegante, no distorsiona el paladar, recuerda a la oveja en su origen. Deja en la boca sabores persistentes y largos a frutos secos. Su aroma recuerda a las plantas aromáticas de nuestros pastos.

Recordar que en nuestras charcuterías lo podrán encontrar.

Rimons twitter widget by Rimon Habib